Gato Van Turco

Van Turco

El Gato Van Turco es un felino especial por sus manchas de color, su pelo semilargo y sedoso, y su comportamiento juguetón.

Tener un felino implica ciertos cuidados, y en el caso de esta raza, además de cepillado y visitas al veterinario, es importante prestar atención a las manchas y evitar que se enrede el pelaje con objetos.

A continuación, hablaremos más detalladamente sobre cómo cuidar a este gato y sus características más distintivas.

Características físicas de la raza Van Turco

Pelo semi-largo y sedoso

El pelo de la raza Van Turco es semilargo, sedoso y tupido. Se caracteriza por ser un gato blanco y tener manchas de color rojizo en su cabeza, orejas, cola, lo que hace que el aspecto distintivo de esta raza sea inconfundible.

Cuerpo musculoso y ovalar

Es un felino doméstico de tamaño medio a grande con extremidades musculosas y un cuerpo ovalado. Su estructura general es una combinación de musculatura y elegancia que lo hacen un gran ejemplar a observar.

Cabeza triangular y ojos color ámbar

El gato de Van  tiene una cabeza triangular con una nariz prominente y ojos grandes de color ámbar intenso, también puede tenerlos de color azul o un ojo de cada color.

Su cara involucra una multitud de expresiones que pueden variar de arriba abajo y de lado a lado, haciendo quien conviva con este michi, quede fascinado.

Comportamiento del Gato Van Turco

Gato Van Turco en el sillón

Carácter y comportamiento juguetón

Los Van Turco son conocidos por ser gatos juguetones y muy curiosos. Les encanta jugar con juguetes y pueden incluso jugar a buscar objetos como una forma de ejercicio. Son mascotas con una energía contagiosa y harán que cualquier hogar o ambiente se sienta aún más vivo.

Cuidados del gato van turco

Visitas al veterinario

Como con cualquier gato, es importante llevar a los Van Turco al veterinario regularmente para chequeos y vacunas.

Además, esta raza es propensa a padecer de sordera, una condición que se presenta al nacer, por lo que, para garantizar que no padezca de esta enfermedad, debes realizar exámenes auditivos.

Cepillado y limpieza

Como su pelaje es semilargo y sedoso, es necesario cepillado al menos una vez por semana para reducir las posibilidades de formación de nudos y mantenerlo suave y brillante.

Deberás prestar especial atención en las zonas donde las manchas se juntan, cepillándolas suavemente con un cepillo de cerdas suaves para no dañar su piel.

Las manchas distintivas de la raza de gato Van Turco pueden ser de cualquier color, aunque las más comunes son el blanco y el rojizo. Son producto de la genética, y para mantener su forma y color, el pelaje debe limpiarse con cuidado y no cortarse.

Si se presenta alguna irregular en su piel o empieza a mancharse, es importante informar al veterinario para que se verifique si está en condición de salud.

Origen del Gato Van Turco

El Gato Van Turco es una raza de gatos originaria de la zona que rodea al lago Van en la región de Anatolia, al este de Turquía.

A lo largo de la historia, se ha propagado la creencia de que estos gatos son sagrados debido a su pelaje manchado, y son populares en Turquía por su temperamento amigable.

Historia y leyendas

Se cree que el Gato Van Turco existe desde hace algunos miles de años, se considera una de las razas más antiguas que se conoce.

En una leyenda armenia, tras el diluvio Universal, este gato llegó al lago Van en el Arca de Noé. Dios acarició a este felino y le dejó sus manchas características.

Son vistos como símbolos de buena fortuna y son una mascota muy popular.

Distribución geográfica

Aunque estos felinos son originarios de Turquía, se han exportado a otros países en todo el mundo. Incluso si hay cantidades específicas de un lugar del mundo, es apreciado en todo el mundo.

Características y comportamiento del gato Van Turco

Los Gatos Van Turco son de gran tamaño, sin embargo, son muy amigables y se adaptan fácilmente a su hogar.

Son muy energéticos, por lo que es importante proporcionarles suficiente espacio y juguetes para mantener su nivel de actividad física y energía bajo control.

Aunque son amigables y curiosos, se les puede entrenar para no rascar muebles o cortinas, durante el transcurso de su crecimiento.

Adopción de un Gato Van Turco

Siempre que se adopta una mascota, hay ciertos pasos importantes a considerar. Esto incluye investigar la historia y comportamiento de la raza, asegurarse de que se tienen los recursos adecuados para cuidarlo, y buscar un refugio de gatos o rescate que se especialice en la raza. 

Tener un gato Van Turco es una tarea emocionante y gratificante, ya que estos animales son maravillosos compañeros.

Entradas relacionadas

Leave the first comment