Gato Ragdoll

razas de gatos

El gato ragdoll (muñeca de trapo) es un hermoso gato grande de pelo largo y sedoso que se distingue de entre otras razas por ser una animal sumamente confiado, ya que casi siempre da la impresión de ser un gato muy relajado y tranquilo.

El cuerpo de esta raza de gato es largo y musculoso, su pecho es amplio y su cuello corto, además de que sus patas son fornidas, lo que puede dar la impresión de que son hermosos gatos gorditos y bonitos.

Estos hermosos felinos tienen el pelo medio o largo, su gama de color suele comprender tres patrones de pelaje diferentes y cada patrón comprende cuatro colores

Origen del gato ragdoll

Los gatos ragdoll nacieron en el continente américano, para ser más precisos en California, en 1960, se cree que son el resultado de la cruza entre una gata persa blanca y un birmano.

Carácter de esta raza

Los gatos de raza ragdoll son de carácter sumamente tranquilo y relajado, su actividad es baja y tienden a ser más o menos silenciosos.

La calma del gato ragdoll es legendaria, los expertos consideran que estos hermosos gatos domésticos son los más tranquilos del mundo.

Suelen ser muy adaptables a la mayoría de las situaciones, así que son muy buenos para brindar compañía, ya que son muy fieles.

Existe el mito de que estos gatos son insensibles al dolor, pero eso es totalmente falso, son animales muy confiados y por eso llegan a ser objeto de abuso, por lo que hay que cuidar de que no los lastimen los niños que son propensos a jugar bruscamente.

¿Qué enfermedades suele padecer el gato ragdoll?

Los mininos de raza ragdoll son propensos a padecer miocardiopatia hiértrófica, que es una dolencia cardiaca que se puede presentar a temprana edad de estos hermosos gatos.

Cuidados del gato ragdoll

Para mantener hermoso al gato ragdoll es importante llevarlo con frecuencia al veterinario, además de cepillar su pelo al menos una vez a la semana, ya que hay que evitar que se formen nudos difíciles de quitar después.

Es importante que el gato ragdoll se acostumbre al cepillado de su pelaje desde que es cachorro, para evitar estresarlo cuando sea más grande, aunque sea de carácter tranquilo este hermoso gato también merece una rutina que le de confianza.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *